“Estamos compenetrados en enfrentar la pobreza rural”

Carlos Iannizzotto.
Carlos Iannizzotto.

Así lo expresó el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, luego de que el INDEC informará que los niveles de pobreza bajaron de 30,3% a 25,7%.


A fines del mes de marzo de 2018, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de la República Argentina (INDEC) difundió que el índice de pobreza urbana se redujo en el último año de 30,3% a 25,7%, mientras que en indigencia bajó de 6,1% a 4,8%.

Carlos Iannizzotto, presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), se refirió al respecto: “La pobreza es uno de los grandes problemas de la Argentina. Pese a los datos que informó el gobierno, casi 5 puntos de baja, que son esperanzadores, pero aún hay mucho por hacer. En las recorridas permanentes que hace Coninagro por todo el país vemos campos abandonados, fincas que dejan de producir, más pobreza”.

En esta dirección, Iannizzotto destacó que “el cooperativismo y las producciones regionales tienen mucho para hacer en esta lucha en contra de la pobreza, porque su desarrollo posibilita afianzar las poblaciones en pequeñas zonas rurales y evita que más personas se vuelquen a los cordones de pobreza que se crean alrededor de las grandes ciudades”.

El titular de Coninagro afirmó que “en la ruralidad hay pobreza”, y agregó: “Nos hemos reunido con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, con el titular del INDEC, Jorge Todesca, y con representantes de la Universidad Católica Argentina (UCA) para trabajar juntos en busca de superar esta vulnerabilidad de los productores agropecuarios y sus familias. Estamos compenetrados en enfrentar la pobreza rural. Hoy nos faltan datos pero estamos trabajando en este tema con los organismos mencionados”.

Además, Iannizzotto remarcó que “las economías regionales están mal. No hay políticas globales que contribuyan a equilibrar las grandes desigualdades que hay entre producciones que se realizan a grandes distancias de los puertos”, y enumeró los problemas de altos costos que enfrentan productos como arroz, hortalizas, leche, yerba mate, vino y mosto, papas, mandioca y ovinos, entre otros.

A su vez, el presidente de la Confederación destacó la necesidad de mantener e incrementar la cantidad de puestos de trabajo en el campo, en especial en las producciones regionales. En este sentido, recordó que las cifras del Ministerio de Trabajo muestran que el sector agropecuario estuvo perdiendo empleos hasta el año pasado. “Pese a la recuperación, todavía estamos 5% por debajo del pico de 2011”, subrayó.

En este marco “es que vamos a presentar ante el Congreso un proyecto de Ley que brinde las herramientas técnicas y financieras para el desarrollo de las economías regionales y el apoyo a las cooperativas”, informó Iannizzotto, quien además aseguró que las cooperativas “deben ser apoyadas con créditos específicos, una infraestructura adecuada, y capacitación, que permitan que los pobladores que viven en esas zonas (rurales), sigan allí arraigados, vinculados a un desarrollo sustentable”.

Finalmente, el dirigente cooperativo sostuvo que “el cooperativismo es una solución a los problemas del empleo y la pobreza, debido a que genera sinergias. La asociación de pequeños y medianos productores permite producciones a escala, eficientes y competitivas”.