Ariel Guarco recibió la distinción de visitante ilustre de Montevideo

Ariel Guarco, presidente de la ACI Mundial
Ariel Guarco, presidente de la ACI Mundial
El movimiento cooperativo, compuesto por sus Federaciones y Cooperativas asociadas, se unieron en diferentes puntos del país para celebrar el “Día Internacional de las Cooperativas”.

En medio de los festejos por el “Día Internacional de las Cooperativas”, las diferentes entidades del movimiento cooperativo se hicieron presentes en diferentes regiones del país para celebrarlo y participar de algunos actos, en su mayoría vinculados a la educación.

CONINAGRO participó de las XVI Jornadas Nacionales de Cooperativismo Educacional y la X del Mercosur que se realizaron en la ciudad entrerriana de Paraná. Ambas jornadas contaron con amplia participación de docentes, directivos y supervisores de establecimientos de gestión oficial y privada, alumnos del último año de Institutos Superiores de Formación Docente y dirigentes cooperativistas y mutualistas de la Argentina y del Mercosur.
Los encuentros tuvieron como objetivo “propiciar un proceso de interacción entre lo cooperativo y lo mutual” y redactaron un documento solicitando la reglamentación del artículo 90 de la Ley Nacional de Educación, que incorpora principios y valores del cooperativismo y del mutualismo en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
La reunión contó con la presencia del Presidente del INAES, Marcelo Collomb, acompañado por el vocal Roberto Bermúdez.

El Presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto, fue invitado por el INAES y destacó que “las celebraciones en todos los aspectos de la vida tienen razones y fundamentos claros, si no, es imposible realizarlas. En el Día Internacional de las Cooperativas, celebramos lo que somos y nuestro trabajo diario. Creemos que este año el cooperativismo le puede ofrecer al país, dentro de los muchos servicios que presta, una mayor integración de la mano de obra y así, tener una mayor rentabilidad para nuestra industria y nuestras economías regionales. En nuestro caso, como instituciones vinculadas al cooperativismo en el agro, ofrecemos la oportunidad de producir en escala, de organizarnos y gestionar aspectos que son fundamentales para bajar costos y posibilitar una mayor competitividad.

Esto incluye la obtención de insumos y la mejora de los servicios prestados. Toda esta producción en escala es lo que nos permite competir contra la concentración. Vemos además, que el cooperativismo tiene vigencia como generador de empleo, y este es el gran desafío que tiene por delante la economía argentina.
La ruralidad y el cooperativismo pueden combatir el flagelo de la pobreza y la falta de empleo con organización, gestión, productividad y la generación de una capital social, en el que el individualismo queda de lado por la integración de pequeños y medianos productores”.
Fuente: Coninagro