“El movimiento cooperativo tiene que influir en una modificación de la actual política económica y social de la Argentina”

Raúl Guelman.
Raúl Guelman.

Raúl Guelman, síndico titular del Banco Credicoop y una eminencia dentro de la economía solidaria, habló con Mundo Cooperativo sobre la situación del país y el cooperativismo crediticio.


En marzo de 1979 el Banco Credicoop, de capitales cooperativistas, abrió sus puertas al público sin imaginarse que al poco tiempo se transformaría en un emblema histórico para el movimiento cooperativo como para el sector de crédito de la economía social y solidaria.

Mundo Cooperativo dialogó en exclusiva con uno de los fundadores de dicha entidad, Raúl Guelman, actual síndico titular del Banco y palabra calificada para expresar su parecer acerca de la actualidad del sector: “Creo que el movimiento cooperativo en la actualidad tiene una importancia muy destacada porque cubre fundamentalmente necesidades de los sectores medios y populares. En consecuencia, el papel es para las mayorías, tal es así que es un modelo de ejemplo porque el objetivo no es económico, sino que es social y humano”.

Además, el dirigente cooperativo explicó la importancia de que las cooperativas queden exentas de pagar ganancias: “Queremos agradecer el protagonismo y la participación de todos aquellos dirigentes que de alguna manera ejercieron una ‘presión’ para que se elimine el impuesto a las ganancias, porque las entidades cooperativas no retiran ganancias, sino que capitalizan para brindar mayor beneficios, porque son de carácter social”.

Guelman se refirió a la decisión del Congreso de la Nación de cobrar un arancel extraordinario a cooperativas y mutuales que desarrollen actividades de ahorro, de crédito y/o financieras y de seguros y/o reaseguros: “El impuesto a las cooperativas de crédito es del 4% sobre el patrimonio”. Y agregó, “el asunto es así, en Argentina todavía se aplican las normas de ‘Basilea II’ (Los acuerdos consisten en recomendaciones sobre la legislación y regulación bancaria y son emitidos por el Comité de supervisión bancaria de Basilea), que inteligentes son los suizos que saben cuáles son las necesidades de los argentinos. Las cooperativas tienen que dar una utilidad determinada, si no las dan les bajan la calificación. Perder eso, que es uno logró durante tantos años, nos obliga a cobrar una taza determinada para cumplir con el Banco Central”.

Continuando su opinión del tema explayado anteriormente, el dirigente cooperativo comentó: “El cobro del 4% puede que afecte, pero no es como el impuesto a las ganancias. Seguramente será soportable, si se puede eliminar mejor, pero sino igual creo podremos mantenerlo. Destacamos con mucho énfasis haber logrado en ambas cámaras, la eliminación del impuesto a las ganancias”.

Te puede interesar:

Peña obliga a las cooperativas a compartir su infraestructura pasiva Peña obliga a las cooperativas a compartir su infraestructura pasiva
De aprobarse el proyecto de ley en la Cámara de Diputados, las entidades...
Cooperativas y Mutuales en defensa de la salud Cooperativas y Mutuales en defensa de la salud
Por intermedio de Famsa, la economía social demostró su descontento por las...

El síndico del Banco Credicoop también se refirió a la actualidad del país: “Políticamente estamos viviendo una situación compleja, en donde consecuencia de las decisiones del Gobierno Nacional se generan todos los días nuevos desocupados, familias con hijos sin trabajo, y son cada vez más. Es una situación muy compleja que habría que intentar modificar. Lo que están padeciendo los sectores populares, favorece a las grandes empresas monopólicas. En economía, si favoreces a uno, le estás quitando a otro”. 

En cuanto al panorama de los asociados con relación a la entidad que representa, Guelman comunicó: “Por ahora en el Banco Credicoop se está operando ‘seminormal’, lo que tenemos que ver a un futuro es que si se sigue aplicando está determinada política por parte del Gobierno Nacional es si estas pequeñas y medianas empresas van a poder afrontar sus compromisos que traen con la empresa financiera. Hasta ahora están funcionando”.

Para finalizar, el dirigente dejó un desafío para el sector cooperativo de cara el 2019: “El movimiento lo que tiene que hacer es seguir tratando de influir en una modificación de la actual política económica y social del país. Porque si seguimos como estamos, será bastante compleja la situación. El pueblo debe manifestarse y tratar de encontrar las salidas necesarias de la situación económica que estamos viviendo”.