Rechazo por la eliminación del Ministerio de Salud

Faess
Faess

Mediante un comunicado la Faess demostró su descontento por la medida adoptada por el Gobierno Nacional de traspasar al Ministerio de Salud a una Secretaría de Estado.


Durante los primeros días del mes de septiembre el presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, notificó la decisión de eliminar 10 ministerios de su Gabinete como medida de ajuste ante la fuerte crisis económica que atraviesa el país en estos últimos meses.

Uno de los ministerios disuelto fue el de Salud, medida que generó un rechazo generalizado por parte del sector ya que pasará a ser una secretaría dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

Disconformes con la decisión tomada por el Poder Ejecutivo Nacional, la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud Cooperativa (Faess) emitió un comunicado demostrando su descontento.

“La eliminación del Ministerio de Salud impide la existencia de la articulación, coordinación, complementación y ejecución de programas sanitarios en el ámbito nacional, provincial, municipal, en el sector privado y en la economía solidaria, en un momento con indicadores desfavorables de salud y pobreza de la población”, aseguran desde la Federación.

Te puede interesar:

Cooperativas y Mutuales en defensa de la salud Cooperativas y Mutuales en defensa de la salud
Por intermedio de Famsa, la economía social demostró su descontento por las...

“En un país con antecedentes destacados en Salud, con tres premios Nobel de Medicina formados en la universidad pública, Faess se suma a las sociedades científicas y profesionales que solicitan el retorno a la categoría de Ministerio”, termina señalando el documento.

Además, la Faess recordó la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de la Salud que se realizó el 12 de septiembre de 1978 en Kazajstán y donde 134 países aprobaron la ayuda de asistencia sanitaria esenciales para que todos los gobiernos y agentes de salud de la sociedad adopten las medidas de salud necesarias.

Dicha Conferencia fue patrocinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).