No habrá modificaciones en bienes personales a los inmuebles rurales

Integrante de la Mesa de Enalce junto al secretario Etchevehere.
Integrante de la Mesa de Enalce junto al secretario Etchevehere.

Los integrantes de la Mesa de Enlace se reunieron con el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, luego de que el Presupuesto 2019 fuera aprobado en la Cámara de Diputados de la Nación.


Octubre fue un mes de mucha vorágine para el movimiento cooperativo, en especial para el sector rural y sus máximos referentes a nivel confederación, quienes trabajaron en el objetivo de impedir un nuevo impuesto a la economía solidaria.

Es que en principio, el Gobierno Nacional a través del Presupuesto 2019 proponía el pago un impuesto por bienes personales a los inmuebles rurales, algo que no fue bien recibido por el sector agrario.

Debido a esta iniciativa del Ejecutivo Nacional, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), la cual está conformada por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), la Federación Agraria Argentina (FAA), la Sociedad Rural Argentina y Confederaciones Rurales Argentina (CRA),  emitió un comunicado donde expresó su rechazo ante la medida que finalmente no se realizó.

Luego de la media sanción al proyecto de Ley del Presupuesto Nacional 2019, y que se diera ‘marcha atrás’ a la propuesta del cobro a los inmuebles rurales, los integrantes de la Mesa de Enlace se reunieron con el actual secretario de Agroindustria, Lus Miguel Etchevehere, donde se plantearon las preocupaciones actuales y se mostró la conformidad por no continuar con el proyecto de tributo a bienes personales al sector rural.

“Son los mismos productores, con sus quejas y argumentos, los que lograron modificar el rumbo del proyecto original”, expresó Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, que además en un comunicado expresó: “Reconocieron la inviabilidad de imponer cambios al impuestos de bienes personales para las explotaciones agropecuarias”.

Por su parte, Etchevehere afirmó: “Hoy el campo tiene una fuerte presión de los impuestos, no resiste más. Es el sector más dinámico de la economía, y tenemos que crear las condiciones para que siga invirtiendo, genere más empleo y logre mayor competitividad. Tenemos que adaptar el gasto de la política a la realidad del país”.

Por intermedio de un comunicado la Mesa de Enlace Agropecuaria se mostró satisfecha por dicha modificación en el proyecto de Ley del Presupuesto 2019. Dice el comunicado:

“Es un logro gremial el haber podido expresar con contundencia ante la opinión pública y ante los legisladores las necesidades de los pequeños y medianos productores, para que al momento de tratar el artículo en el que se pretendía modificar el impuesto sobre los bienes personales se hayan tenido en cuenta nuestras opiniones y necesidades.

Ahora, de cara al debate en el Senado, vamos a insistir en sostener nuestros pedidos para los legisladores que integran ese cuerpo.

Los productores hemos realizado muchos esfuerzos, no sólo para sostenernos y sostener a nuestras familias, sino también aportando a las arcas del tesoro nacional a través de diversos impuestos específicos. Lo que se pretendía hacer era inadecuado y seguía poniendo sobre las mismas espaldas más peso de la carga, por eso nos enorgullece haber instalado nuestra posición y logrado que no se avance en ese sentido”.

Propuesta de educación rural de Coninagro

Con el presidente Carlos Iannizzotto a la cabeza, autoridades de la Confederación Intercooperativa  Agropecuaria (Coninagro) se reunieron con el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, y el secretario de Planeamiento y Política en Ciencias Tecnológicas, Mariano Aguado.

El objetivo principal del encuentro consistió en el interés de los representantes de la Confederación Agropecuaria de trasladarles a los funcionarios políticos las ideas principales del proyecto de educación rural, una materia que en el cooperativismo se viene trabajando desde hace tiempo.

A partir de esta propuesta de educación rural, lo que se busca desde Coninagro es el arraigo entre la educación y el sector agrario, por intermedio de una capacitación que intentará mejorar el trabajo rural, en conjunto con el apoyo tecnológico para un mayor desarrollo de la economía solidaria en este rubro.

La propuesta de la educación rural de Coninagro consiste en los siguientes puntos:

-Promover el sistema de alternancia escolar en las zonas rurales.

-Focalizar las becas Progresar en alumnos rurales.

-Fortalecer el programa Economía Social en la Universidad.

Te puede interesar:

El presidente de la Federación Agraria realizó un balance del 2018 El presidente de la Federación Agraria realizó un balance del 2018
Carlos Achetoni publicó un comunicado esbozando los principales inconvenientes...
La economía solidaria solicita que se apruebe la ley que corrige el Presupuesto 2019 La economía solidaria solicita que se apruebe la ley que corrige el Presupuesto 2019
Dirigentes del sector cooperativo y mutual esperan que la Cámara Baja sancione...

-Promover y trabajar planes de estudio acordes a las realidades productivas regionales.

-Promover, a través de los programas propios de la Secretaría de Ciencia y Tecnología, la investigación y desarrollo aplicada a las economías regionales.

Expresado por el propio Iannizzotto, lo que se busca con esta iniciativa es poder reutilizar los recursos disponibles y facilitar herramientas que hagan posibles la expansión de los pilares rurales, cooperativas y establecimientos educativos.