La economía solidaria solicita que se apruebe la ley que corrige el Presupuesto 2019

La Cámara de Diputados deberá votar la modificación del Presupuesto 2019.
La Cámara de Diputados deberá votar la modificación del Presupuesto 2019.

Dirigentes del sector cooperativo y mutual esperan que la Cámara Baja sancione el proyecto que modifica el artículo 126 de la norma, el cual reduce la alícuota a pagar por las entidades de ahorro, crédito y seguros del 6 al 3 por ciento de los activos computables.


El Senado de la Nación aprobó casi por unanimidad (58 votos a favor y dos en contra) la ley que corrige el artículo 126 del Presupuesto 2019 porque entendieron que iba a generar un efecto negativo sobre las cooperativas y mutuales de ahorro, crédito y seguros.

Debido a esto, el Congreso de la Nación deberá tratar dicha normativa para resolver si finalmente se modifica el tan cuestionado artículo o no. Según aseguraron de distintas fuentes, el proyecto que pretende corregir la alícuota será tratado en las próximas sesiones extraordinarias que el oficialismo planea convocar para diciembre.

Ángel Rozas (UCR) y Omar Perotti (PJ), son los senadores autores del proyecto que fue enviado a Diputados. Rozas recordó que “la Cámara de Diputados modificó el artículo 85 del Presupuesto original y dispuso, en el artículo 126, aplicar una contribución especial sobre el capital de esas cooperativas y mutuales por un plazo de 4 años. El presente proyecto tiene por objeto modificar este impuesto, por entender que tal como fue concebido resulta excesivamente gravoso, al punto que, de mantenerse esta situación, se vería afectada la continuidad y la inversión social que estas entidades vienen realizado a lo largo de muchos años”.

Por su parte, Perotti sostuvo que “la contribución prevista en el presupuesto resulta confiscatoria para el sector e importa una transferencia de recursos que reducirá los fondos disponibles para volcar en beneficio de la comunidad”.

Los intentos fallidos del Gobierno Nacional por querer gravar con ganancias a cooperativas y mutuales de ahorro, crédito y seguros (Reforma Tributaria de 2017 y Ley del Presupuesto 2019), y la aplicación de alícuotas a los activos computables de dichas entidades a través del artículo 126, generó un descontento muy grande dentro ambos movimiento.

Debido a esto, el 22 de noviembre se envío una nota al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y a todos los bloques políticos de la Cámara Baja pidiendo que se apruebe el proyecto. El documento cuenta con la firma del presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) y de la Confederación Cooperativa de la República Argentina, Ariel Guarco, su par de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizzotto, el presidente de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), Alejandro Russo, entre otros.

“Hemos demostrado que es falso que Cooperativas y Mutuales no pagamos impuestos, sino que simplemente tenemos un régimen específico acorde a nuestras características. Este tipo de sociedades no podemos estar alcanzadas por el impuesto a las ganancias por estar en contraposición a nuestra naturaleza jurídica: entidades sin fines de lucro que no generan ganancias sino excedentes”, señala el texto.

A su vez, la nota sugiere que “es preciso destacar que la media sanción de la Cámara Alta representa la voluntad y el consenso de todo el arco político, entendiendo que es está la línea con las expectativas del Poder Ejecutivo al respecto. Esto demuestra que la decisión de reducir la alícuota original tiene un amplio respaldo político de los distintos poderes de la República y para su debida implementación solo resta la convalidación de la Cámara de Diputados”.

Al final del documento, desde el sector de Cooperativas y Mutuales solicitan el apoyo de la Cámara de Diputados para sancionar el proyecto, y aseguran que “su aprobación garantizará una herramienta de previsibilidad para la economía del país de cara a los desafíos del año 2019 y también permitirá el normal funcionamiento de nuestras entidades”.

Las palabras de los dirigentes

Diferentes referentes del sector cooperativo y mutual se expresaron por diferentes medios para demostrar su disconformidad ante la decisión del Gobierno Nacional.

El 6 de noviembre, en el Senado de la Nación y antes de que la Cámara Alta aprobara la ley que corrige el Presupuesto 2019, referentes de las confederaciones de cooperativas y mutuales del país expusieron en la Comisión de Presupuesto, donde explicaron y solicitaron a los senadores allí presentes el porqué dichas entidades no deben pagar ningún nuevo impuesto.

Uno de los que se expresó en el recinto fue el presidente de la ACI y Coooperar, Ariel Guarco: “Los artículos 23 y 24 de la Reforma Tributaria del año pasado, el artículo 85 de este proyecto de presupuesto y el 126 que lo corrige, no respetan nuestra naturaleza jurídica ni atienden las recomendaciones de organismos internacionales sobre el tratamiento fiscal de nuestro sector”.

Además, Guarco señaló que en el mundo hay más de 1200 millones de personas vinculadas a la economía solidaria, sistema en el que hay unos 280 millones de empleos directos.

El vicepresidente de Cooperar, Edgardo Form, fue otro de los que habló en el Senado y afirmó que “si existiera un impuesto a las ganancias o una alícuota del 6 por ciento como contribución especial, configuraría una enorme desigualdad con respecto a las empresas lucrativas y sería confiscatoria porque en muy pocos años reduciría de manera significativa el patrimonio de las entidades cooperativas de crédito.”

Por su parte, el presidente de la CAM, Alejandro Russo, remarcó que de aplicarse una alícuota del 6 por ciento se “está castigando a las entidades con mayor patrimonio, cuyo único pecado fue fortalecer su activo para brindar más seguridad a sus asociados y responder a eventuales siniestros o requerimientos”.

El gerente de la Federación Argentina de Cooperativas de Crédito (FACCrédito), Alberto Bavestrello, en una entrevista a El Cronista aseveró que esto “generará el encarecimiento del crédito en general a las pymes, que ya sufre por todos los impactos con la doble imposición a los débitos y créditos bancarios”. Y agregó, “el impuesto a las cooperativas terminará siendo cuasi confiscatorio, ya que es un impuesto al patrimonio, al capital, que en cinco años se ‘comerá’ el 50% al patrimonio”.

A su vez, el gerente de FACCrédito afirmó que “a veces se buscan soluciones recaudatorias que no son equilibradas, son medidas de urgencia que se toman sin el menor análisis de la situación del sector que se afecta”.

Por su parte, Carlos Iannizzotto, presidente de Coniangro, dijo que el impuesto “es totalmente contraproducente para los que buscamos la construcción de mayor producción, mayor trabajo y mayor empleo”.

Además, en una entrevista con el medio Ansol, Iannizzotto explicó que aplicar el cobro de “más de 2 puntos afecta muy seriamente a la rentabilidad y atenta contra las garantías que tienen todas estas entidades para poder desarrollar con seguridad la confianza depositada por los asociados”.

Por su parte, el presidente de Aseguradoras del Interior de la República Argentina (Adira), Alejandro Simón, subrayó que “la inversión social, la generación de puestos de trabajo y la continuidad de muchas empresas cooperativas y mutuales del sector asegurador están en peligro”, y calificó al artículo 126 de la Ley de Presupuesto como “confiscatorio, distorsivo e inconstitucional”.

Te puede interesar:

Salta: Cooperativas construyeron un importante predio recreativo Salta: Cooperativas construyeron un importante predio recreativo
Nueve cooperativas y más de 60 asociados participaron en la construcción del...
Cooperativa Desde Cero trabajará con el I.P.V. para la construcción de viviendas Cooperativa Desde Cero trabajará con el I.P.V. para la construcción de viviendas
El convenio firmado entre la entidad solidaria y el Instituto Provincial de...

Dujovne rechaza la baja del impuesto

Según detalla una nota del diario Clarín, el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, se niega a modificar el artículo 126. “La contribución del 6% para las cooperativas y mutuales era una moción de Dujovne, para gravar sus actividades financieras y de seguros, que están en la mira del fisco desde años”, remarca Clarín, y agrega, “el cooperativismo está recubierto de un aire romántico y horizontal, pero para la AFIP son empresas del mercado que tienen que ajustarse a las reglas generales”.

Finalmente, la nota sostiene que “Dujovne planteó su rechazo a la baja del 6 a 3 en el proyecto nuevo. Lo hizo en dos reuniones de Gabinete en las que hubo ajustes de cuentas y cruces agrios entre el ministro, los jefes legislativos y Rogelio Frigerio, que encabezó la negociación con el peronismo. La Casa de Gobierno respalda ahora a los diputados en el rechazo de la actitud del Senado”.