Finalmente no habrá impuesto al vino

No habrá impuesto al vino
No habrá impuesto al vino

El gobierno nacional decidió eliminar la intención de gravar con un impuesto del 10% a la vitivinicultura y del 17% a los espumantes.


La decisión fue comunicada el 9 de noviembre por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en la reunión que mantuvo en la Casa Rosada con representantes de la región de Cuyo, entre ellos el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y su par sanjunino, Sergio Uñac.

De esta manera, el gobierno nacional dio “marcha atrás” con el nuevo impuesto interno del 10% a la vitivinicultura y un 17% a los espumantes, el cual estaba contemplado en la nueva reforma tributaria que propone el oficialismo.

“Hemos sido escuchados. Acabo de tener una reunión con el presidente Mauricio Macri y me ha confirmado que el impuesto al vino y a los espumantes no va al Congreso”, aseguró Cornejo a través de su cuenta de Twitter.

Luego de la reunión, que se desarrolló en el Salón Eva Perón entre Macri y los gobernadores, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, brindaron una conferencia de prensa en la que dieron algunos detalles de las propuestas expresadas por Macri y en la que señalaron que había algunos nuevos impuestos “que afectaban” a determinadas actividades económicas, como la del vino y los espumantes.

En esta dirección, Frigerio explicó: “Nuestros proyectos han sido enriquecidos por el diálogo y la búsqueda de consensos e incluso el aporte de otras fuerzas políticas. Y esta no va a ser la excepción”.

De esta manera, la fuerte presión de los gobernadores de las provincias productoras de vino llevó a que el gobierno armara una mesa de diálogo con los gobernadores cuyanos, con el fin de encontrar una solución al conflicto y evitar que se extienda en el tiempo.

Por su parte, la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) había expresado a través de un comunicado, ante la noticia de que se iban a aplicar un nuevo gravamen a dichos productos, que “el sector vitivinícola se encuentra atravesando una fuerte baja en el consumo y un impuesto agravaría aún más la situación de los precios”. Y agregaba: “Un impuesto al vino acentuaría la crisis del sector y produciría un daño irreversible, poniendo en juego la continuidad de la vitivinicultura argentina”.

Ante la confirmación de Macri de no aplicar impuestos a los vinos, Acovi señaló que “todo el sector vitivinícola y particularmente el cooperativismo celebran la decisión de dar marcha atrás con la medida de reforma impositiva”.

Por último, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria) y directivo de ACOVI, celebró la noticia confirmando que es un gran triunfo para las economías regionales y el mantenimiento de las fuentes laborales en el campo.