Nuevo informe técnico de CONINAGRO: Sector Porcinos

Sector porcino
Sector porcino

Durante el mes de enero, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) elaboró y publicó un relevamiento realizado por el Departamento de Economía en el que refleja la actualidad económica del sector porcino. El documento presentado señala lo siguiente:

Al Productor:

Está atento a la evolución de la relación compra-venta, entre maíz y capón, que será determinante para el futuro de la actividad. Además, le preocupa el ingreso de enfermedades de países exportadores, tanto en animales vivos como enproductos cárnicos.

En los modelos intensificados, los aumentos anunciados en los costos de energía impactarán directamente en los resultados. Por su parte, en los modelos de pequeños y medianos productores se espera un aumento del consumo y de los precios en los primeros meses de 2018.

Al Consumidor:

Los precios de los cortes de cerdo se han equiparado con los de carne vacuna, aumentando la competencia entre las carnes. Continúa poco a poco interiorizándose sobre las cualidades de la carne de cerdo, lo que permite que siga aumentando el consumo en fresco.

Stock y Producción

Más de 100 mil unidades productivas se encuentran registradas en SENASA, las que en conjunto poseen un stock, a marzo de 2017 de 5,1 millones de cabezas y un total de 962 mil cerdas.

Desde el año 2011 el sector viene experimentando un crecimiento sostenido de las existencias porcinas, pero en el último tiempo esta tendencia se debilitó (la tasa de crecimiento osciló entre 3% y 4%). Con respecto a la cantidad de cerdas, el crecimiento prácticamente se ha detenido, quedando en algo menos de 1 millón de cerdas.

Argentina duplicó la producción de carne de cerdo en el transcurso de los últimos 7 años, pasando de 280 mil toneladas en 2010 a 565 mil toneladas estimadas para 2017. Asimismo, el crecimiento fue sostenido manteniéndose en orden al 8%, debido en gran parte al aumento de la producción individual por cerda, cifra que acumula una variación cercana al 50% en la última década. Esto permite una mayor eficiencia del sistema productivo y mejor utilización de los recursos, madres, alimento, instalaciones, etc.

Tipos de Productores

 

La producción porcina en Argentina se encuentra en manos de una enorme y diversa cantidad de productores.

No comerciales: los productores tienen una mínima escala, con un promedio de 3 cerdas. Generalmente el sistema de producción es tradicional a campo o en “chiquero”, y la producción se destina a consumo propio en fresco y a la elaboración de chacinados artesanales.

Luego están los productores llamados “comerciales”, es decir, que generan excedentes para la venta:

Pequeños: tienen en promedio 23 cerdas, generalmente ubicados en las zonas quintas y pequeñas chacras de los pueblos y pequeñas ciudades del Interior.

Medianos: cuentan con 70 cerdas promedio0. Utilizan una combinación del sistema tradicional a campo con algún grado de confinamiento en las etapas de cría (parideras) y engorde (pistas de engorde).

Grandes: tienen 193 cerdas promedio. Estos productores incorporan tecnología como genética, instalaciones modernas, alimentos balanceados para cada categoría, etc.

Mega: va de las 500 cerdas en adelante, superando en algunos casos las 5.000 cerdas en producción. Son, en general, sistemas totalmente de punta, con la última tecnología disponible, óptima infraestructura, ambiente sanitario en totalaislación externa, altos estándares de producción y altoscostos de operación.

Distribución geográfica

El 70% del stock de porcinos se localizan en la región centro de Argentina; Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

 

La ubicación de los criaderos de cerdos se vincula con la principal zona maicera del país (principal insumo de la producción porcina) y con la histórica localización de los productores porcinos.

Otras zonas productoras con localizaciones puntuales son el centro de Chaco, noreste de La Pampa, centro de San Luis, y determinadas zonas de Salta y Formosa.

Consumo Interno

La producción nacional de carne porcina se destina principalmente al mercado interno, el consumo tanto de carne fresca como de embutidos y fiambres viene creciendo a una tasa considerable, superior al 10% anual promedio en los últimos 5 años.

El consumo se ve estimulado, en parte, por los valores de los cortes frescos, siendo el principal sustituto de la carne bovina, y en parte por el cambio en los hábitos de consumo, donde la población reconoce los mayores atributos de la carne de cerdo.

Del total de productos cárnicos consumidos por la población de Argentina (125 kg/hab/año, incluyendo carne bovina, aviar, porcina, ovina y pescado), el de carne de cerdo es uno de los menores (15 kg/hab/año), pero es la carne que mayor crecimiento viene teniendo, superando el 10% anual promedio en los últimos 5 años, mientras que las principales mantuvieron sus niveles de consumo.

Comercio Exterior

La balanza comercial externa de productos cárnicos y derivados del cerdo es históricamente deficitaria en Argentina. Tras el aumento de la producción local, el volumen de la importación se ha reducido relativamente, pasando del 14% en 2007 al 6% en 2017 de la oferta total. Por su parte, las exportaciones han comenzado un leve crecimiento. Pasaron de ser prácticamente inexistentes, hace 10 años, al 2% de la producción actual.

Desde las entidades que agrupan a productores de cerdos se han manifestado quejas al gobierno por favorecer la importación de carne de cerdo, permitiendo que ingresen enfermedades de las cuales Argentina es libre y que ingrese carne congelada y luego se venda descongelada.

Precios

Se observa un comportamiento de precios ascendente consecuente con el aumento inflacionario, similar entre el precio pagado al productor (precio capón tipificado) y el precio pagado por el consumidor (precio pechito de cerdo).

El precio recibido por el productor presenta una marcada estacionalidad, con pisos de precios en el mes de julio y picos en verano.

El consumidor paga por el kilo de pechito de cerdo 5 veces lo que cobra el productor por el kilo vivo de capón

Participación de los Gastos

En la producción de cerdos la alimentación es el principal costo de producción, entre el 50% y el 75% dependiendo del tipo de modelo productivo.

Los modelos productivos son muy variados y diversos. Para la comparación de los costos se realizaron 4 modelos teóricos que representan los estratos productivos enunciados anteriormente.

Pequeño: 25 cerdas madres; realiza la cría y recría a campo en lotes pequeños. La terminación la realiza con grano, principalmente maíz o algún otro producto disponible en la zona.

Mediano: Posee 70 madres, con un sistema semi-intensivo. La cría y la recría son a campo, y la terminación en pista, pudiendo ser a cielo abierto o en tinglado con cama profunda. Alcanza un destete de 12,2 lechones/cerda/año. Generalmente complementa otras actividades en el mismo establecimiento.

Grande: Son sistemas de producción intensivo, con 200 madres. Tienen bien diferenciadas las etapas productivas, cada una en un galpón, con alimentos balanceado específico. Desteta más de 23 lechones/cerda/año. Poseen un manejo sanitario adecuado y contrata personal específico para el criadero.

Mega: Son productores altamente tecnificado de gran escala. Poseen 1000 madres o más. Desteta más de 30 lechones/cerda/año. Mantiene la producción sincronizada (servicios, partos y destetes), utiliza inseminaciónartificial, mantiene un alto control sanitario. Tiene alimentación diferenciada para cada etapa, y genera lotes con terminación homogénea en peso y edad.

Costo y Margen de Producción

Para llegar al resultado de bolsillo del productor, a estos márgenes faltarían las deducciones de impuestos, financiamiento y amortizaciones. Sin embargo, es un indicador sencillo para medir la temperatura de la actividad

Pequeño y mediano (baja escala y poca tecnificación): tienen un costo de entre 20.000 y 25.000 pesos por cerda, logrando un margen de 4.300 pesos a 6.800 pesos por cerda y por año. Con estos resultados se obtendría una ganancia de entre el 20% al 27% sobre el costo invertido. En estos modelos, es importante no sólo el margen por cerda o el retorno sobre gastos, sino el monto absoluto de ingresos, los cuales serán parte del sustento de la familia. En el modelo Pequeño, el resultado + el gasto de personal (dado que probablemente será el mismo dueño o un integrante de su familia) alcanza los 190.000 pesos/año, lo que representa un valor de aproximadamente 16.000 pesos/mes.

Grande y Mega (intensificación productiva): presentan un elevado costo de producción por cerda, pero que genera también un mayor margen de resultados, alcanzando para el modelo Grande un retorno del 27% sobre costos, y un 35% para el modelo Mega.

Fuente: Coninagro

© 2017 - Mundo Cooperativo SH. CUIT: 30-71570959-3 - Derechos Reservados
Oficina Comerial: Castillo 1336 Of. 14 BIS Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Tel: +54 11 4116 3556
Domicilio Fiscal: Cuba 3054 Of. 18 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires